!

Aviso de cookies

Le informamos que utilizamos cookies propias para ofrecer nuestros servicios, puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí y debe aceptar expresamente su uso.
He leído y acepto la Política de Cookies
Tu Broker

Informe estratégico

Ya puedes acceder al análisis estratégico del Semestre

 

Norbolsa Broker Móvil

Accede cómodamente a Norbolsa Broker desde tu móvil

 

Reforma del Sistema de Compensación y Liquidación del mercado de valores español

 

Boletín de prensa

Toda la información de la prensa escrita y online en un click

 

Usted está en:

Detalle Noticia

Introduzca nombre, valor o ticker Buscador de valores
23/07/2019 18:58:35 - Europa Press

Bruselas defiende que el acuerdo con Mercosur es "bueno" para el sector agrícola europeo

BRUSELAS, 23 (Europa PRESS)
La Comisión Europea ha defendido este martes que el acuerdo de libre comercio negociado con los países de Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) es "equilibrado" y "completo" y también beneficiará al sector agrícola europeo y ha confiado en que la Eurocámara le dé su visto bueno.
"Es un buen acuerdo para nuestros agricultores", ha asegurado la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, durante un debate sobre el acuerdo con Mercosur en la Comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara.
Malmström ha defendido que el acuerdo sellado entre la UE y Mercosur a finales de junio, que todavía debe ser traducido a todas las lenguas antes de ser aprobado por los Veintiocho y el Parlamento Europeo, así como ratificado por todos los parlamentos nacionales, es de "máxima importancia geopolítica" y es "un buen acuerdo" en términos comerciales para la UE porque eliminará el 91% de los aranceles aplicados a las importaciones europeas a un mercado con 260 millones de consumidores.
"Solo en aranceles ahorrará 4.000 millones al año a las compañías europeas" es decir, ocho veces más que en el caso del acuerdo con Canadá y cuatro más que el de Japón, ha subrayado Malmström, que también ha puesto en valor que el acuerdo abre el mercado de contratación pública y los servicios marítimas "en una región que se espera que invierta mucho en modernizar las infraestructuras".
También, ha asegurado, es "un buen acuerdo" para los agricultores europeos, especialmente para productos de "alto valor" como el vino, los quesos, el aceite de oliva, frutas y verduras, incluidos los tomates o chocolates, al tiempo que tiene en cuenta los productos "sensibles" para el bloque y garantizará la "misma protección" para 350 indicaciones geográficas europeas de la que disfrutan en el mercado europeo, "un gran logro" para el sector europeo.
Así, ha recordado que en el caso de productos sensibles el bloque ha aceptado cuotas "limitadas" sujetas a aranceles reducidos, "calibradas cuidadosamente" en el caso del vacuno, azúcar y carne avícola que representan "un muy modesto 1%" del consumo en la UE. En el caso de la miel, se espera que las importaciones latinoamericanas sustituyan a las de China y en el caso del etanol, solo se abre el mercado al "etanol industrial".
MECANISMO DE SALVAGUARDAS
El acuerdo incluye además un mecanismo de salvaguardas general que permitirá "imponer medidas temporales y regular las importaciones" si se comprueba un aumento "repentino y significativo" de importaciones de productos agroalimentarios latinoamericanos que puedan provocar "daños serios" al sector europeo previa investigación.
"Podemos actuar y tenemos procedimientos. Actuaremos en consecuencia", ha asegurado la comisaria, en respuesta a los temores que han expresado varios eurodiputados sobre el impacto del acuerdo para el sector agrícola europeo.
La eurodiputada del PSOE, Inma Rodríguez-Piñero, ha defendido la necesidad de evitar que "todo el coste" de las investigaciones y "la carga de la prueba" recaigan en el sector afectado y ha pedido que aclare si en el estudio de impacto del efecto acumulado de los acuerdos comerciales con terceros, previsto para otoño, el Ejecutivo comunitario incluirá al sector cítrico, en "situación muy complicada".
"No estoy seguro de que funcionará", ha replicado Malmström, sobre los cambios en la carga de la prueba en las investigaciones para activar el mecanismo de salvaguardas, al tiempo que ha asegurado que la Comisión está "trabajando" sobre el sector de los cítricos y "volverá sobre ello después del verano".
Malmström también ha dejado claro que "los pesticidas que están prohibidos en la UE seguirán prohibidos" y ha recordado que competerá a los gobiernos y las empresas "garantizar que no se usan", al tiempo que ha dejado claro que las normas de seguridad alimentaria europeas "no cambiarán" por el acuerdo.
"Si no lo pueden garantizar, podemos rechazar importarlos", ha recordado, si bien ha admitido que no se puede tener "cien por cien" de seguridad de todos los productos que entran al mercado europeo y ha insistido en que compete a los Estados miembros hacer los controles.
COMPROMISO CON EL ACUERDO DE PARÍS Y EL DESARROLLO DURABLE
El acuerdo también incluye "un capítulo ambicioso dedicado al desarrollo sostenible", en virtud del cual ambas partes se comprometen a respetar los estándares internacionales en materia de protección ambiental y conservación forestal y derechos laborales. También se comprometen a "aplicar los acuerdos de París" contra el cambio climático, ha explicado Malmström.
"Aquí les anclamos en estos compromisos jurídicamente vinculantes", ha remachado, si bien ha admitido que "no es una garantía" en sí tampoco de que los respetarán.
Eso sí, Malmström ha concedido que el acuerdo con Mercosur "no puede salvar el Amazonas" y "no puede resolver todos los problemas de desarrollo sostenible" y ha avanzado que "probablemente para final de año" la Comisión presentará un estudio de impacto para la sostenibilidad del acuerdo, a fin de que la Eurocámara pueda tomar una decisión con conocimiento.
"Es una de las cosas que miraremos", ha prometido, en respuesta a la preocupación que han expresado varios eurodiputados socialistas, de la Izquierda y Verdes, sobre la capacidad de la UE para hacer cumplir los compromisos a sus socios latinoamericanos, especialmente antes de la ratificación del acuerdo.
Malmström ha asegurado que ningún gobierno europeo respaldaba la posibilidad de imponer "sanciones" a los países que incumplieran sus compromisos con el desarrollo durable. "Porque las sanciones suenan bien pero son difíciles de ponerlas en marcha", ha recalcado, insistiendo en que prefieren otros modelos como la creación de un panel e implicar a los gobiernos y la sociedad civil.
La comisaria ha recordado, eso sí, que "en el peor escenario" los gobiernos de la UE pueden "decidir suspender" el acuerdo de libre comercio en caso de incumplimiento.

Etiquetas:

  • UE
Fuente: Europa Press